De bronce con incrustación champlevé, con signos IHS y escudos nobiliarios del propietario. Se utilizaban para guardar las Hostias consagradas en los Tabernáculos y para llevar la Sagrada Comunión a los enfermos.
Origen: España, siglo XI.
Material: bronce y oro, con incrustaciones de esmaltes de colores.
Orfebre: desconocido.